Saltear al contenido principal
Menú

Asturias es un Paraíso Natural que atesora una gran carga histórica que se traduce en un riquísimo patrimonio cultural. La diversidad cultural es enorme.

Museo Del Territorio De Ribadesella
Museo Del Territorio De Ribadesella

Museo del Territorio de Ribadesella. Ribadesella.

Museo del Territorio de Ribadesella. Ribadesella.

Situación municipio de Ribadesella

Situación municipio de Ribadesella

Ubicación:

  • Provincia: Asturias
  • Zona: Oriente de Asturias
  • Comarca: Comarca del Oriente de Asturias
  • Municipio: Ribadesella
  • Parroquia: Moro
  • Población: El Carmen

Relacionado:

HORARIOS

  • Martes a sábado: 10:00-14:00 h y 16:00-18:30 h
  • Domingo: 11:00-14:00 h

1 junio a 8 septiembre:

  • Martes a domingo: 10:00-14:00 h y 17:00-20:00 h

Lunes cerrado

TARIFAS

  • Individual: 1,60 €
  • Reducida: 0,55€

Ubicación: antiguas Escuelas de El Carmen - Ribadesella (Asturias).

Cómo llegar:

  • Desde Ribadesella, cruzar el puente y tomar la carretera N-632 durante 0,5 kilómetros donde encontraremos una desviación a la izquierda que sube hacia Sebreño, la AS-341, que en 3 km nos situará en el pueblo de El Carmen. El museo es la primera edificación a la derecha.
  • Viniendo desde Oviedo por la Autovía, tomar la salida 333 que indica Ribadesella Oeste-Pando-Bones y tomar la dirección Pando. Continuar por la carretera hasta encontrar, un poco más adelante, un cruce a la AS-341, donde indica El Carmen y Ribadesella. Girar a la izquierda y llegar hasta el pueblo; el museo es la última edificación a la izquierda.

Descripción del museo

El Museo del Territorio de Ribadesella, enclavado en un edificio de 1900 correspondiente a una antigua escuela de origen indiano, nace con la intención de dar a conocer al público la complejidad y riqueza patrimonial del concejo de Ribadesella. Bajo esta denominación, se pretende desarrollar paulatinamente un equipamiento cultural dedicado a recoger todos los valores patrimoniales del territorio riosellano, comprendiendo las categorías de histórico, artístico, natural, etnográfico e industrial.

Situada en la zona oriental de Asturias, entre el mar y la montaña, la historia y la economía del concejo ha estado marcada por su tradición marinera y agrícola, pero también en explotaciones mineras. Esta actividad humana se ha enmarcado en un territorio de gran diversidad geológica, cuya evolución nos ha dejado muy buenas muestras de diferentes periodos geológicos.

Nuestro interés es que la visita al Museo suscite dos acciones sobre el público. Por un lado que, como centro de interpretación patrimonial, amplíe los conocimientos que el visitante al municipio haya tenido oportunidad de adquirir en su estancia. Y en sentido inverso, que como centro de información principal suscite el interés y la curiosidad por conocer en directo los elementos patrimoniales recogidos, incitando a recorrer el concejo de Ribadesella.

Patrimonio Natural: Ordovícico

De esta manera, la planta baja se encuentra dedicada al Patrimonio Natural, centrado en este momento en el periodo geológico del Ordovícico. La construcción del «túnel Ordovícico del Fabar» perteneciente a la Autovía del Cantábrico dio a la geología una oportunidad única: la de estudiar capa a capa los sedimentos y fósiles marinos de antigüedad comprendida entre los 500 y 435 millones de años.

La geografía del Ordovícico se fraguó hace 650 millones de años, cuando el supercontinente precámbrico comenzó a resquebrajarse en dos bloques denominados Laurentia y Gondwana. Los organismos aprovecharon los miles de kilómetros de plataforma continental recién creados para colonizar nuevos espacios y expandirse durante el Cámbrico (550-500 millones de años). Cuando comenzó el Ordovícico, la mayoría de los grandes grupos de animales ya latía en estado primitivo. Sólo faltaban los mecanismos para que la vida se diversificara, y esto se desató en el Ordovícico Medio.

El paisaje sería más sobrio que el actual: suelos descarnados como en la luna y sin atisbos de vida. Aire casi irrespirable, con la mitad del oxígeno actual y un acusado efecto invernadero: gran acumulación de dióxido de carbono en la atmósfera. La vida sólo se desarrollaba en el mar, en las zonas costeras. Los animales que poblaban los mares eran invertebrados, es decir, sin esqueleto interno. Las primeras especies pluricelulares que aparecieron eran animales de cuerpo blando, como gusanos y medusas. A este conjunto se sumarán equinodermos globosos sin púas, almejas de fango; cefalópodos con concha; trilobites que se enrollaban a la menor señal de peligro; arrecifes formados por esponjas y algas; graptolitos que parecían diapasones flotantes y toda una miríada de microorganismos planctónicos.

Patrimonio Histórico

Desarrollado en la planta primera, la cual acoge la historia de Ribadesella desde sus orígenes como pola medieval hasta los años 30 del pasado siglo. A través de su visión podremos conocer la evolución de la villa, su adaptación al medio físico y la posterior transformación de éste para que la ciudad se desarrollase tal y como la vemos hoy: el trazado medieval, el ensanche decimonónico sobre los terrenos ganados al río y la ciudad-jardín desarrollada en el antiguo arenal de Santa Marina.

Además, a través de la visión de las maquetas, fotografías y documentos históricos, podremos entender cuáles fueron las actividades que fundamentaron la economía riosellana: la pesca de la ballena, pero también en el río Sella; el comercio con la Europa del Norte pero también con América del Sur; la explotación de determinados minerales, tales como la fluorita o la caliza, pero también con los productos agrícolas autóctonos.

Así mismo, los cambios se trasladan a las costumbres: entender el fenómeno de la emigración a través del emblemático bergantín Habana y sus efectos especialmente en la aparición de la escuela rural. Estos cambios de mentalidad también se trasladan al ocio: la aparición del veraneo y del uso de las playas. Finalmente, un pequeño apartado etnográfico dedicado al Ergue, la jerga de los canteros riosellanos.

Como complemento a esta visita histórica, el museo cuenta con los dibujos originales de Antonio Mingote que sirvieron de base para los paneles de la Ruta Histórica del Puerto. Su selección de los momentos más relevantes de la historia riosellana, llena de humor, nos permite tener una visión alternativa de la misma.

Fuente: Ayuntamiento de Ribadesella – EuroWeb Media, SL.

 

Patrimonio próximo al Museo del Territorio de Ribadesella en Ribadesella

Ribadesella tiene un gran patrimonio monumental, con descubrimientos que datan ya de la edad jurásica como son las huellas de dinosaurios encontradas en los acantilados de Vega, en Tereñes y en la parte occidental de la playa de Ribadesella. También han sido encontrados diversos yacimientos prehistóricos, como los encontrados en las cuevas de Cova Rosa, La Lloseta, Tenis, Les Pedroses, San Antonio, y sobre todo y destacando entre todas las de la cueva de Tito Bustillo, que nos muestran útiles varios de la época, pinturas y mobiliario prehistórico. De sus paredes cuelgan pinturas y grabados únicos, equiparables por su calidad a los más famosos de España y Francia, y que representan a más de un centenar de figuras de animales y signos de la época magdaleniense.

Su representación arquitectónica también es amplia y extensa, ya sean éstas edificaciones religiosas, civiles y populares. De este modo, religiosamente hablando, destaca de entre todas la iglesia de Santa María de Junco, de la época románica de nave única, planta rectangular y con ábside semicircular que va precedido de un tramo recto. En el interior podemos contemplar una buena decoración, que se centra principalmente en la cabecera. El arco de triunfo se apoya en seis columnas con capiteles en los que hay interesantes representaciones de cabezas monstruosas. En la bóveda del ábside tenemos restos de pintura de temática vegetal.

En la localidad de Leces tenemos el templo de San Esteban, la cual conserva restos románicos, como el presbítero y dos capiteles decorados con aves. También hay que hablar de la capilla de la Virgen de la Guía, construida en el siglo XVI de estilo protorrenacentista. Fue creada por el gremio de mareantes y conserva una gran elegancia su fachada lateral, realizada en sillares bien escuadrados como fondo.

De la época barroca hay que destacar la capilla de Santa Rita en Barreu y la iglesia de San Martín de Collera. Por último reseñar la más moderna de las construcciones religiosas que es la iglesia de Santa María Magdalena en la capital, que fue construida en 1936.

Por lo que respecta a la arquitectura civil, mencionamos dos torres de la época medieval situadas en Junco y San Esteban de Leces. La torre de Junco, data del siglo XIV, y es una construcción de sólida apariencia y escasa apertura de vanos. La de San Esteban, también presenta planta cuadrada, perteneció a la familia Ruiz de Junco.

También importante es la actual sede del ayuntamiento riosellano, antiguo palacio de Prieto Cutre, obra muy significativa del siglo XVI. Presenta una excelente y sobria fachada plateresca. Para la puerta, hueco semicircular, se han utilizado grandes dovelas. La ornamentación queda restringida a una fina moldura horizontal que circunda los vanos.

En Sebreño tenemos el palacio de los Junco, del siglo XVI, y reconstruido en el XVIII. Está estructurado en planta en forma de “U”, presentando un aspecto externo diferente al de los urbanos, pues está pensado para adaptarse a las exigencias de la actividad agraria del ámbito rural.

Otra obra palaciega la encontramos en Alea, con un palacio al que se le han ido adosando nuevas construcciones, constituyendo el antiguo torreón su punto central. Del siglo XIX destacaremos los de Linares, Montoto en Torre y el de Piles en Collera. Estos dos últimos muestran similitud en algunas de sus características, como el uso de vanos de cantería, balcones bien proporcionados y división en tres plantas delimitadas por líneas de imposta. Ya en la capital podemos contemplar un conjunto arquitectónico de interés, como la casa del Collado, donde nació el pintor Darío de Regoyos, y la casa Ardines, así como el recientemente remodelado palacio de la familia Prieto.

Los primeros años del siglo XX traen consigo la edificación alrededor del arenal de Santa Marina, de palacios de carácter residencial y de ostentosos chalés que representan el poder monetario de la población indiana de la época.

 

Formulario de contacto: Museo del Territorio de Ribadesella

Nombre:
Email:
Asunto:
Teléfono:
Mensaje:

Su email está protegido. Nunca será facilitado a terceros. Odiamos el spam tanto como usted.

Más información:

› Archivos históricos      › Aulas de Interpretación      › Aulas de la Naturaleza      › Castros
› Parques arqueológicos      › Centros de Interpretación      › Centros de Recepción
› Ecomuseos      › Etnológicos      › Museos      › Museos especializados
› Museos etnográficos      › Colecciones      › Dólmenes      › Espacios culturales
› Exposiciones      › Maquinarias      › Patrimonio

 

2017 Copyright EuroWeb Media, SL, SL. Todos los derechos reservados. All Rights Reserved.

Uso de cookies y protección de datos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies y Protección de datos. Más información en Cookies, Política de cookies y Protección de datos.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Volver arriba