Saltear al contenido principal
Menú

Asturias es un Paraíso Natural que atesora una gran carga histórica que se traduce en un riquísimo patrimonio cultural. La diversidad cultural es enorme.

Museo Casa Natal Del Marqués De Sargadelos
Museo Casa Natal Del Marqués De Sargadelos

Museo Casa Natal del Marqués de Sargadelos. Santa Eulalia de Oscos.

Museo Casa Natal del Marqués de Sargadelos. Santa Eulalia de Oscos.

Situación municipio de Santa Eulalia de Oscos

Situación municipio de Santa Eulalia de Oscos

Ubicación:

  • Provincia: Asturias
  • Zona: Occidente de Asturias
  • Comarca: Comarca de Oscos-Eo
  • Municipio: Santa Eulalia de Oscos
  • Parroquia: Santa Eulalia de Oscos
  • Población: Ferreirela

Relacionado:

Accesos: Carretera AS-27 que va del Alto de la Garganta a Santa Eulalia de Oscos (Santalla de Oscos). Siguiendo en dirección Fonsagrada, a 2 km, existe un cruce a la izquierda, perfectamente señalizado, que indica el museo. Desde Ferreirela –aldea donde se ubica éste– la distancia a la villa de Santa Eulalia de Oscos (Santalla de Oscos), capital del concejo o municipio asturiano homónimo, es de 1,4 km.

Exposiciones permanentes: Muestra de mobiliario tradicional, loza de Sargadelos, trabajos de fundición.

EL PERSONAJE

Este museo, de titularidad y gestión municipales, se encuentra instalado en una casa rehabilitada por iniciativa municipal. En ella nació un 17 de octubre de 1749 el ilustrado asturiano Antonio Raimundo Ibáñez, quien llegaría a ser conocido poco antes de su trágica muerte (Ribadeo, 1809) como el Marqués de Sargadelos. Hizo su fortuna comprando aceite en el sur de España a un precio muy inferior al que se pagaba en el norte, revendiéndolo posteriormente al doble de su valor. Para ello se trasladó al sur, compró el aceite y fletó un barco para traerlo al norte. Con una cantidad de dinero suficiente en sus manos, se instaló en Ribadeo (población de la provincia gallega de Lugo), en la casa que es ahora el edificio consistorial, y fundó la Real Compañía Marítima, una empresa dedicada a la construcción de barcos y al transporte de mercancías. Posteriormente, empezó con la fábrica de fundición de hierro en Sargadelos (provincia de Lugo) y la de Orbaizeta en Navarra, para acabar creando en 1804 la fábrica de loza por la que es conocido, conservando el Museo de Bellas Artes de Asturias (Oviedo) en la actualidad una apreciable colección de cerámica de la misma. Antes de morir tenía proyectado fundar tres fábricas más: una de vidrio, otra de laminación de cobre y una textil, lo que revela el carácter emprendedor de este personaje. En Ribadeo se casó y tuvo 9 hijos.

LA VISITA AL MUSEO

La casa sede de este museo –abierto al público el 22 de marzo de 2001– es anterior a 1774 y fue donada al concejo por Ricardo Duque de Estrada y Tejada, conde de la Vega del Sella y descendiente del marqués.

El inmueble, de planta irregular, consta de piso bajo dedicado en su día a cortes (cuadras) y piso superior para vivienda y otros usos.

Este edificio, perfectamente integrado en su entorno, responde a las características de la arquitectura popular de la comarca. Por una parte, los constructores anónimos que lo levantaron emplearon cubiertas de pizarra, muros de mampostería de piedra y vigas de madera. Por otra parte, la casa tiene la distribución y las construcciones auxiliares típicas de la vivienda campesina de los Oscos, basadas en una economía agrícola-ganadera de autosuficiencia.

El museo tiene un carácter histórico-biográfico y etnológico, con ambientación completa de una antigua casa de la comarca de los Oscos. Su objetivo principal es la vinculación de Antonio Raimundo Ibáñez, marqués de Sargadelos, a su tierra natal, sensibilizando de esta manera hacia el respeto y conservación del patrimonio cultural autóctono.

El centro invita a un recorrido por la cultura popular de Los Oscos y por la figura y la obra de Ibáñez. De esta manera, los visitantes conocerán en la corrada, que da acceso a la casa, una fragua y una bodega. Ya en el interior, observarán la cocina, provista de horno, sala, dormitorio y corredores. En la planta baja (en el lugar que ocupaban las antiguas cuadras) figura una interesante muestra de la producción de las Reales Fábricas de Fundición y Loza de Sargadelos (Lugo), promovidas por Ibáñez, y una tienda de productos actuales de Cerámicas de Sargadelos y del Castro. Una de las peculiaridades de la muestra es que el visitante las pueda tocar, a diferencia del resto de museos de este tipo.

Al exterior, se encuentra el lavadero original de la casa y un hórreo con cubierta vegetal.

1. La corrada

Se empieza la visita al museo atravesando un gran portón de madera que se abre a la corrada, espacio al aire libre y cerrado al exterior en donde se guardaba el carro y se acumulaba el forraje para las caballerías. Desde la corrada el visitante podrá acceder a la vivienda visitando antes la forxa (fragua) y la bodega.

2. La forxa (fragua)

Todas las casas de Ferreirela disponían de forxas, nombre dado a los talleres para trabajar el ferro (hierro) calentándolo al fuego y golpeándolo en la incre (yunque).

Estas forxas revelan la existencia de una fuerte tradición en la comarca que, al menos desde el siglo XVI y hasta el XX, dio pie a una intensa producción y manufactura del hierro. En dicha actividad intervenían las ferrerías o talleres de fundición, donde los operarios, utilizando carbón vegetal como combustible, procedían a la fusión del mineral de hierro para conseguir los lingotes. A continuación actuaban los mazos, grandes máquinas hidráulicas que golpeaban el hierro compactándolo y dándole su primera forma (sugerimos al visitante que visite uno de estos ingenios en Mazonovo, lugar muy próximo al museo). Por último, en una forxa como ésta del museo, provista de utensilios fundamentales, el ferreiro (herrero) fabricaba una gran cantidad de objetos para uso doméstico o agrícola (herramientas, aperos, clavos, bisagras, etc.). Este mundo del hierro dejó profunda huella en Ibáñez pues, andando el tiempo, llegó a comerciar con esta materia y a montar en 1791 una de las primeras siderurgias españolas en Sargadelos.

3. La bodega

Contigua a la forxa, el visitante encontrará un pequeño espacio en el que se ha recreado una bodega, denominación que recibe el local para fabricar y almacenar el vino. Provista de lagareta (prensa), baño (artesa), cuba (tonel) y otros útiles, le recordará el mantenimiento de una producción local de vino tinto basada en la explotación de parrales.

De nuevo en la corrada, hay que contemplar la fachada de la vivienda y atender a la inscripción grabada en piedra y colocada encima de la ventana. Su transcripción es la siguiente: «AÑO DE 1774. HÍZOSE POR EL ESCRIBANO IBÁÑEZ». Esta inscripción documenta la casa y alude a una posible ampliación, realizada por el padre del marqués, acaso con el dinero de éste.

4. El patio

Si el visitante franquea la puerta de entrada a la vivienda, se encontrará con una primera estancia llamada patio, que funciona como antesala de la cocía (cocina) y alberga la barriga del forno (horno). Aquí solía realizarse, entre otras labores, la matanza del cerdo.

Este espacio posiblemente funcionó también como corte del caballo. Despertará su curiosidad la enorme hucha (contenedor de cereal) realizada aprovechando una verruga o protuberancia de un roble.

Varios objetos relacionados con el cultivo, recolección y manipulación posterior del cereal, junto a otros aperos, dotan de contenido a este ámbito.

5. El cuarto de fora (el cuarto de afuera)

El sentido de la visita llevará a quien la haga a una pequeña cámara nombrada cuarto de fora, destinada a dormitorio. Esta estancia, ambientada con una cama –en la que podrá examinar una colcha del país–, una cuna, un retrete portátil, un baúl y un pequeño armario, fue fruto de la posible ampliación de 1774, pues, como se recordará, la inscripción a la que se aludió en la corrada se encuentra al exterior, encima de la ventana.

En esta habitación hay un panel con información sobre la casa y su entorno.

Una puerta de esta estancia da paso al corredor del cuarto de fora, hoy oficina del museo.

6. El cuarto grande (la sala)

En este cuarto o sala de la casa comían los familiares y amigos durante las festividades y celebraciones. También era empleado para dormir.

Aquí hay que destacar la hermosa mesa de madera de castaño, fechable en el siglo XVIII y procedente de la casa de García, en Lamas de Campos (A Fonsagrada), y un gran armario de castaño y cerezo, posiblemente del siglo XVIII, originario del palacio de los Miranda en Pividal (Santiago de Abres - — A Veiga). Sillas y bancos completan el conjunto.

En este ámbito el visitante encontrará una biografía del marqués de Sargadelos y una reproducción de su impactante retrato fechable entre 1807 y 1802, óleo sobre lienzo de Francisco de Goya, hoy en el Museo de Arte de Baltimore (Estados Unidos).

7. El cuarto pequeno (el cuarto pequeño)

Si el visitante avanza en sentido longitudinal, entrará en un cuarto lateral, actualmente transformado en un pasillo con baranda de madera, debido a la colocación de la escalera de descenso al piso bajo. El citado pasillo le llevará al corredor del cuarto pequeno, en el que se ha recreado su posible función como aseo.

8. La cocía (la cocina)

El visitante ha de retroceder desde el corredor del cuarto pequeno hasta el cuarto grande para pasar a la cocía o lareira (cocina), una de las estancias más impresionantes de la vivienda, en donde transcurría gran parte de la vida cotidiana. ¡Qué diferente de las modernas cocinas urbanas!

Hay que fijarse en el sitio del lume o fuego bajo, alrededor del cual se han colocado tres bancos en forma de U y una mesa abatible. El visitante advertirá la funcional ordenación de todos los elementos que componen este ámbito. Reparará en la boca del forno y en la gran cantidad de objetos relacionados con las funciones de la estancia. Dirigirá también la mirada hacia el techo y prestará atención a las lumieiras, orificios que se hacían en la cubierta para dar luz y favorecer la ventilación.

Los potes de hierro aquí presentes recuerdan de nuevo la actividad del marqués de Sargadelos, pues, ya empresario, primero los importó desde Burdeos y luego pensó en fabricarlos él mismo en un establecimiento siderúrgico propio.

De la cocina se sale a una pequeña estancia para, una vez en ella, tomar la puerta de la izquierda (la de la derecha corresponde a los servicios higiénicos) y descender la escalera que conducirá al piso bajo.

9. Sala del textil

La exposición de este pequeño local, en otro tiempo corte das oveyas (cuadra de las ovejas) y gallinero sucesivamente, permitirá entrar en contacto con la tejeduría, actividad que cuenta también con una asentada tradición en la comarca.

Se descubre aquí otra referencia importante a los negocios del marqués, pues éste se ocupó también de importar lino del Báltico, repartirlo por distintas casas de la comarca del Eo y recoger finalmente la producción.

Una hermosa colcha confeccionada en un telar y algunos útiles representan en este museo el arte popular de la tejeduría.

10. Sala de Sargadelos

Una vez ingresado en esta sala, colindante con la anterior y en el pasado dedicada a corte das vacas (cuadra de las vacas), se podrá admirar una cuidadosa selección de objetos producidos en las Reales Fábricas de Sargadelos, promovidas por Ibáñez desde 1788.

Por una parte, en la gran vitrina que ocupa uno de los lados largos de la sala, sorprenderá al visitante la muestra de las espléndidas lozas de la Real Fábrica de Sargadelos, primera empresa cerámica de concepción enteramente industrial en España. Dentro de este interesante lote podrá admirar lozas representativas de todas las épocas de la fábrica, como platos, fuentes, tazas y pocillos, decorados mediante estampación o pintura a mano, y otras piezas singulares, como un jarro, una benditera, un tintero y una jabonera –todas ellas estampadas–, además de un burrito-palillero policromado y una bacía ovalada blanca de barbero.

La sala, por otra parte, ofrece también la posibilidad de ver alguna pieza de la Real Fábrica de Fundición de Sargadelos.

Un panel informativo ubicado en este área dará más datos sobre estos centros fabriles y sus producciones.

Para terminar, es preciso echar un vistazo al espectacular afloramiento rocoso que emerge debajo de la vitrina y en el que se asienta una parte de la cimentación de la casa.

11. La tienda

A continuación se pasa al siguiente local, antiguamente cuadra y hoy reconvertido en tienda del museo. Aquí hay publicaciones y productos actuales de Cerámicas de Sargadelos y del Castro. Hay que recordar que en 1970 se reactivó la nueva fábrica de cerámica de Sargadelos y desde entonces ésta viene aportando al mercado productos con nuevos diseños.

En la tienda está situada la puerta de salida al exterior.

12. El exterior: lavadeiro (lavadero) y horro (hórreo)

Hay que observar el lavadeiro (lavadero) de la casa (situado a la derecha según se sale) y el excepcional horro (hórreo) de cubierta vegetal (colocado frente a la corrada, al otro lado del camino).

En este punto se termina la visita.

 

Patrimonio próximo al Museo Casa Natal del Marqués de Sargadelos en Santa Eulalia de Oscos

Al igual que los concejos vecinos pertenecientes a la comarca de los Oscos, Santa Eulalia presenta una vivienda típica que se integra claramente en la tipología del concejo. Esta vivienda utiliza los materiales propios del suelo concejil, empleando la pizarra para los muros externos y los tejados de las casas, y la madera para las vigas, las ventanas, las puertas. Aquí también es usual contemplar edificaciones complementarias para uso mayoritariamente agropecuario, tales como hórreos, cabazos, cabanón y cuadras.

Mencionaremos como elementos de interés artístico las construcciones unidas a la industria del hierro, de gran importancia en Santa Eulalia desde el siglo XVII hasta la aparición de la siderurgia moderna en la zona central del principado. Entre estos elementos hablaremos de varios mazos localizados en las proximidades del río Agüeira, siendo el más reciente el de Mazanovos que incluye mazo y fragua.

Dentro de la arquitectura religiosa destacaremos en primer lugar la iglesia de Santa Eulalia que presenta como elementos más característicos una torre y espadaña, conservando en su interior un retablo de naturaleza barroca.

Otras iglesias importantes son la Nuestra Señora de los Remedios en Nonade, así como diversas capillas rurales esparcidas por todo el concejo como la de Quintá o la de San Simón en Brañavella.

De su arquitectura civil y popular aludiremos a la Casona blasonada de La Pruida (de la familia Graña), en Santa Eulalia, edificada en los siglos XVII y XVIII. Hay que destacar en su interior una capilla. También destacamos la casona de Aquel Cabo (o de Enita), construcción de carácter agropecuario de 1862, en Barcia, con vivienda, capilla, cabazo y demás instalaciones complementarias. Es Monumento Histórico-Artístico. La casa, levantada con muros y tejado de pizarra, está dividida en dos plantas con balcones en haz.

En Ferreirela tenemos la casa natal de Antonio Raimundo Ibáñez Gastón de Isaba y Llano, Marqués de Sargadelos, fundador de las Fábricas de Fundición y Cerámica de Sargadelos (Lugo). La construcción data del siglo XVIII. En la localidad de A Valía encontramos la torre de Lombardi.

 

Formulario de contacto: Museo Casa Natal del Marqués de Sargadelos

Nombre:
Email:
Asunto:
Teléfono:
Mensaje:

Su email está protegido. Nunca será facilitado a terceros. Odiamos el spam tanto como usted.

Más información:

› Archivos históricos      › Aulas de Interpretación      › Aulas de la Naturaleza      › Castros
› Parques arqueológicos      › Centros de Interpretación      › Centros de Recepción
› Ecomuseos      › Etnológicos      › Museos      › Museos especializados
› Museos etnográficos      › Colecciones      › Dólmenes      › Espacios culturales
› Exposiciones      › Maquinarias      › Patrimonio

 

2017 Copyright EuroWeb Media, SL, SL. Todos los derechos reservados. All Rights Reserved.

Uso de cookies y protección de datos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies y Protección de datos. Más información en Cookies, Política de cookies y Protección de datos.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Volver arriba