Saltear al contenido principal
Menú

Asturias es un Paraíso Natural que atesora una gran carga histórica que se traduce en un riquísimo patrimonio cultural. La diversidad cultural es enorme.

Centro De Interpretación Poblado Minero De Bustiello
Centro De Interpretación Poblado Minero De Bustiello

Centro de Interpretación Poblado Minero de Bustiello. Mieres.

Centro de Interpretación Poblado Minero de Bustiello. Mieres.

Situación municipio de Mieres

Situación municipio de Mieres

Ubicación:

  • Provincia: Asturias
  • Zona: Centro de Asturias
  • Comarca: Comarca de la Montaña Central
  • Municipio: Mieres
  • Parroquia: Santa Cruz
  • Población: Bustiello

Relacionado:

Cómo llegar a Bustiello:

  • En coche: El poblado está a escasos 2 kilómetros de la autovía A-66 (Gijón-León), tomando el desvío en Ujo hacia Moreda y el puerto de San Isidro por la carretera AS-112.
  • En autobús: Desde Mieres, con bastante frecuencia, efectúa varias paradas desde el casco urbano. Línea 3 a Ujo-Valdefarrucos.
  • Desde Felechosa a Oviedo, línea regular.
  • En tren: Línea de FEVE Trubia-Collanzo, parándose en Santa Cruz de Mieres, desde donde hay un paseo de unos 20 minutos hasta Bustiello.

HORARIOS

Septiembre a junio:

  • Sábado: 10:30-13:30 y 16:30-18:30 h
  • Domingo y festivos: 11:00-13:30 h

Julio, agosto y Semana Santa:

  • Miércoles a domingo: 11:00-14:30 y 16:00-18:30 h

Cerrado del 10/01/16 al 15/02/16

TARIFAS

  • Individual: 5 €
  • Grupo (4 a 19): 4,5 €
  • Grupo (+20): 4 €

Acercarse al poblado minero de Bustiello (Mieres - — Asturias) permite conocer una parte importante de nuestra historia y, en consecuencia, de nuestra identidad cultural.

Este coherente conjunto adquiere interés por la preservación de cuantos elementos originales definen un modelo social y laboral que cristalizó a fines del siglo XIX en esta cuenca minera asturiana de la mano de la Sociedad Hullera Española y el marquesado de Comillas.

Tanto la acción vecinal como la rehabilitación promovida por la Administración a través de escuelas-taller han logrado mantener una imagen singular que posee muchos atractivos para el visitante.

El Centro de Interpretación del poblado minero de Bustiello tiene como objetivo presentarlo en su contexto territorial, para que se convierta en un núcleo difusor del turismo industrial minero, potenciando su entorno natural, al crear un punto estable de información, comunicación y de referencia para la animación turística y cultural.

Este centro de interpretación muestra cómo Bustiello materializa un capítulo poco conocido de nuestro pasado reciente con facetas sociológicas, geográficas, urbanísticas y arquitectónicas de gran valor. El discurso se articula a través de tres ámbitos temáticos y físicos:

  • La minería del carbón en Asturias.—Una contextualización que muestra los aspectos geológicos que determinan la riqueza hullera de esta cuenca, para comprender la importancia de la industria minera, las características de los productos obtenidos y las aplicaciones de los mismos. Ésta se organiza siguiendo un criterio cronológico, para comprender la evolución del conocimiento y la explotación desde el siglo XVIII hasta nuestros días.
  • El imperio del Marqués.—Claudio López Bru, II marqués de Comillas, hereda un consorcio basado en los negocios coloniales y lo consolida desarrollando nuevas formas de carácter industrial, creando un auténtico grupo corporativo.

Como piadoso católico y empresario, asumió los preceptos del paternalismo industrial, como demuestra la organización de la Sociedad Hullera Española y la vida cotidiana en el Coto de Aller.

Las salas se enlazan mediante unas escaleras, acompañadas de fechas destacadas de esta historia de la minería asturiana.

  • Bustiello, un poblado minero modelo.—Dentro del patrimonio de la Hullera Española y de los municipios que comprenden sus propiedades, la pieza central por sus cualidades históricas y artísticas es la colonia de Bustiello. Entre 1890 y 1925 se construye este nuevo asentamiento, diseñado siguiendo un plan jerarquizado en que se integran alojamientos y equipamientos. Se complementa con una visión sintética de los trabajos en la mina y así se define globalmente la existencia de las familias mineras en esa época y en ese lugar.

La minería del carbón en Asturias

Los materiales y gráficos aquí incluidos recogen la génesis del carbón explotado en las cuencas hulleras asturianas y en el llamado Coto del Aller en particular. Una columna estratigráfica refleja la posición y características de estos yacimientos, para aproximarnos después a los productos obtenidos y sus aplicaciones. La tipología se atiene al calibre de la hulla tras su preparación mecánica: hay granos (galleta, granza y grancilla) y menudos, que junto con el cribado y los finos completan este repertorio.

La riqueza minera que tradicionalmente fue, para los aldeanos, un combustible barato que obtenían artesanal y precariamente para caleros, tejerías o fraguas, fue vista como un recurso importante para el progreso económico de España durante la Ilustración.

En el primer tercio del siglo XVIII académicos y políticos centran su atención en los yacimientos asturianos, sucediéndose iniciativas pioneras, aunque fallidas, para su explotación. Los estudios de Schulz determinan la posición y características de los depósitos, sentando las bases para la futura industria hullera regional que tendrá una vocación exportadora y progresará a lo largo del siglo XIX, al socaire de la legislación minera, desde las pequeñas concesiones explotadas por particulares hasta los grandes cotos en manos de fuertes compañías, situación propia de fines de siglo.

La primera guerra mundial espoleó la producción y algunas medidas proteccionistas mantuvieron cierta bonanza hasta la guerra civil; técnicamente, es entonces cuando comienzan a profundizarse pozos mineros, sustituyendo, progresivamente, los antiguos grupos de montaña.

La autarquía alienta la producción pero la situación tenderá a la crisis, patente ya en los años 60: la solución será la nacionalización de las minas. La constitución de Hunosa en 1967 supondrá el fin de la gestión privada y el comienzo de una nueva época.

El imperio del Marqués

Antonio López López (1817-1883), indiano de origen cántabro, se asienta en Barcelona tras su estancia en Cuba y desarrolla una red empresarial basada en el comercio con ultramar. Firmas tales como la Compañía Trasatlántica, el Banco Hispano Colonial y la Compañía General de Tabacos de Filipinas fueron las que permitieron un extraordinario desarrollo económico y respaldaron la posición relevante de este hombre, que se verá ratificada con el nombramiento como Marqués de Comillas en 1878.

Su hijo Claudio López Bru (1853-1925) asumirá la sucesión al frente del grupo Comillas y heredará el título, convirtiéndose en el II marqués en 1896. Él consolidará y ampliará el consorcio con nuevas firmas tanto en el ámbito de la banca como en el de la producción energética, las comunicaciones o los transportes. Sus relaciones personales y profesionales con los Güell y los marqueses de Casa Quijano reforzaron su posición privilegiada en el panorama político y económico nacional.

Sus creencias religiosas determinaron su modo de entender la práctica empresarial, asumiendo los preceptos del paternalismo industrial como demuestra la organización de la Sociedad Hullera Española (constituida en 1893), tras varios cambios en su definición empresarial.

La vida cotidiana en el Coto de Aller obedece a unas prácticas que contribuyen a mejorar la vida del obrero y su productividad, mediante una actuación indirecta en su entorno. Las normas establecidas pautan la vida como una familia bajo la égida del marqués, fuerte y magnánimo. La dotación de servicios y equipamientos tales como la red sanitaria; la instrucción básica y gratuita para niños y niñas, así como la enseñanza de adultos; los economatos que posibilitaban el acceso a los bienes de consumo básicos; la creación de una Caja de Ahorros y pensiones o la atención por la vida espiritual y el culto religioso... contribuyeron a transformar este espacio y mejorar la vida de sus habitantes.

Bustiello, un poblado minero modelo

Bustiello resulta atractivo desde distintas perspectivas, convirtiéndose en un conjunto singular dentro de nuestro patrimonio industrial y fundamental para comprender la historia más reciente:

  • Adquiere un carácter representativo de una forma de entender las relaciones empresariales en el siglo XIX por parte de algunos industriales, que condujo a la creación de colonias como las existentes en Cataluña vinculadas a las firmas textiles, por ejemplo, o ésta que es única dentro del territorio asturiano. Esto repercute, define sociológica y antropológicamente, este espacio y su modo de vida.
  • Geográficamente, se emplaza en el centro del Coto Minero del grupo Comillas, en una zona sin pasado urbano y conectada sólo a través de un puente metálico que salva el río Aller con la antigua carretera de Boñar a Campo de Caso: centralidad, ruralidad y aislamiento definen este espacio.
  • Se concibe como un «espacio total», dotado de las instituciones, servicios y lugares de ocio necesarias para los residentes en estos alojamientos.
  • Se jerarquiza atendiendo a una «urbanística patronal» que estructura el poblado en bandas adaptadas a la topografía y presididas por el centro cívico, que canaliza los accesos desde el puente y donde se hallan los elementos más representativos.
  • Tipológicamente, el empleo de viviendas pareadas rodeadas de huerto siguiendo modelos franceses de fines del XIX (Mulhouse) resulta excepcional y permite relacionar Bustiello con experiencias de la época, como la «ciudad jardín».
  • Arquitectónicamente, posee valor por la adopción de corrientes estilísticas vigentes entonces en Cataluña (historicismo o modernismo) en algunas piezas, junto con elementos incorporados de la tradición asturiana (galerías, buhardillas, etc.), logrando obras de calidad.

Por su esmerado tratamiento artístico destacan la iglesia de San Claudio (1890), el Círculo Obrero (1894), el sanatorio (1902) y la escuela de niños (1906), pero resultan de interés también las viviendas y el monumento al II marqués (1925).

 

Patrimonio próximo al Centro de Interpretación Poblado Minero de Bustiello en Mieres

El concejo de Mieres tiene gran cantidad de monumentos ya que pertenecía a la ruta jacobea, entre los que destacaremos:

La iglesia románica de Santa Eulalia, es Monumento Histórico Artístico. Debido a las obras del ferrocarril fue destruida en 1922, levantándose un templo mayor que el anterior, que era sencillo, donde se integra el ábside, el arco medio de triunfo y la puerta románica. El ábside es semicircular con medias columnas y capitel de motivos vegetales. La portada es de medio punto con tres arquivoltas decoradas en zigzag y capiteles vegetales y figurados. El arco de triunfo románico se sitúa en la entrada del ábside, es de dos arquivoltas y guardapolvo taqueado, con capiteles de tema vegetal.

La casa Cortina, con la capilla de San Clemente en Figaredo. Su estructura es un núcleo antiguo rodeado de añadidos. Su parte más importante es la fachada principal del cuerpo, es de dos pisos y uno bajo aprovechando el desnivel. Hay un portal profundo en el que se abren dos puertas, la principal con arco semicircular con grandes dovelas planas, sobre el portal se ve un corredor apoyado en zapata. El resto de la fachada es de mampostería con dos ventanitas cuadradas rodeadas de grandes sillares y enmarcadas por molduras sencillas. Su capilla de San Clemente es de nave corta, cabecera cuadrada con pórtico a los pies. Tiene un pequeño retablo barroco de San Clemente.

El palacio de Arriba o de los Bernaldo de Miranda es Monumento Histórico Artístico. Es un gran edificio de dos alturas, con dos puertas a la fachada, una menor adintelada y la principal de medio punto con dovelas, ente ellas hay saeteras abocinadas. Sobre la puerta en arco aparece un reloj de sol con la fecha 1808. El piso alto tiene cinco balcones con antepecho de barrotes torneados. La fachada posterior tiene un sencillo corredor de madera con un pequeño palomar bajo el alero. Su capilla está al frente de la casa y es sencilla con nave cubierta a dos aguas y rematada en espadaña. Su retablo es barroco.

El palacio de Valleta, declarado Monumento Histórico Artístico. En el cuerpo central se abren tres grandes arcos de sillería apoyados en gruesos pilares. Su planta noble se distribuye en cinco balcones y los tres centrales sobre los arcos. En el alero en forma de frontón se aloja el escudo. La fachada meridional y posterior tienen una gran galería acristalada y la orientada al norte es de un solo piso por el desnivel y prolonga el faldón del tejado formando un pequeño pórtico. Construido en mampostería con sillar en impostas y enmarques de ventanas. El conjunto lo integran otros edificios, las cuadras, la casa, el lagar, el palomar y una panera.

El santuario de los Mártires San Cosme y San Damián, es un templo del siglo XVIII, obra de Pedro Muñiz. La planta es de forma de cruz con cabecera plana y torre a los pies. Los pórticos rodean ambos laterales y enlazan con el piso bajo la torre. Su interior está dividido en dos tramos y sus bóvedas decoradas con pinturas. La nave tiene coro a los pies con escalera de caracol de piedra que da acceso a la torre. La cabecera es plana y se cubre con bóveda estrellada. El retablo principal es de piedra gris de 1960, labrado con los símbolos de los Santos titulares. En la capilla lateral hay retablos neoclásicos con tallas barrocas.

El palacio de Revillagigedo o de San Esteban del Mar, en Figaredo. Es un enorme edificio de planta rectangular unido a otro cuerpo menor por un arco rebajado. Tiene numerosos añadidos, destacando su portada barroca que es adintelada flanqueada por columnas de fuste estriado y capitel dórico. Sobre la puerta se labra la inscripción "POR LA LEI Y POR EL REY". Destaca El tercer piso con tres grandes ventanas de medio punto y una soleada galería al sur. Conserva el espacio de la antigua capilla (dedicada a local comercial), con bóveda de cañón y coro de madera a los pies.

Hay otro tipo de obras ya modernas y que fueron transformado el paisaje, entre las que tenemos:

El poblado obrero de Bustiello, obra de la Sociedad Hullera Española, cuenta con varios edificios, uno religioso, dos centros escolares, el hospital y las propias viviendas. Estas eran unifamiliares pareadas de planta baja y piso con una pequeña huerta. Estas viviendas son de modelo estandarizado, la monotonía se rompe con los edificios principales. La Capilla es un gran templo con referencias neorrománicas con tres naves, pórtico a los pies y triple ábside construido en piedra y ladrillo visto. Su fachada está centrada por la puerta en arco de medio punto sobre columnas dobles, culmina con una espadaña rematada en frontón y cruz. El Sanatorio está formado por varios pabellones comunicados entre sí por pasadizos de madera y cristal. El cuerpo principal se destaca porque está mucho más decorado, destacando el detalle de la artesanía como la puerta curvilínea de madera y hierro forjado o la decoración floral que aparece en los dinteles de las ventanas.

La nave de Soviella, construida por Hullera Española para la reparación de las locomotoras. Este edificio explota al máximo la decoración del ladrillo, material industrial por excelencia. La fachada destaca en un lado corto por dos pilastras angulares, rematadas por pináculos con revestimiento de teselas vidriadas. Los laterales en seis tramos mediante pilastras de ladrillo entre las que se abren grandes ventanas alargadas. Se juega con el encale y el ladrillo visto como modo de decoración.

El Ayuntamiento, obra del arquitecto Lucas María Palacio, más tarde se le añadiría otro piso obra de Juan Miguel de la Guardia y renueva la fachada haciendo la porticada con cinco arcos sobre pilastras, balcones con frontón triangular excepto el central que es curvo rematado en un templete con reloj y campana.

El monumento al poeta mierense Teodoro Cuesta, realizado por el escultor Arturo Sordo y Álvarez. Fue trasladado varias veces de sitio, hasta volver al lugar original cerca de la casa natal del poeta en La Pasera. Es de grandes dimensiones son cuatro figuras de bronce asentadas en un pedestal formado por varios cuerpos escalonados. Encima se asienta el poeta y a los lados dos figuras. El poeta está coronado por una figura femenina portadora de una guirnalda.

 

Formulario de contacto: Centro de Interpretación Poblado Minero de Bustiello

Nombre:
Email:
Asunto:
Teléfono:
Mensaje:

Su email está protegido. Nunca será facilitado a terceros. Odiamos el spam tanto como usted.

Más información:

› Archivos históricos      › Aulas de Interpretación      › Aulas de la Naturaleza      › Castros
› Parques arqueológicos      › Centros de Interpretación      › Centros de Recepción
› Ecomuseos      › Etnológicos      › Museos      › Museos especializados
› Museos etnográficos      › Colecciones      › Dólmenes      › Espacios culturales
› Exposiciones      › Maquinarias      › Patrimonio

 

2017 Copyright EuroWeb Media, SL, SL. Todos los derechos reservados. All Rights Reserved.

Uso de cookies y protección de datos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies y Protección de datos. Más información en Cookies, Política de cookies y Protección de datos.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Volver arriba